Curiosidades históricas de las gafas de sol

Hoy en día, las gafas de sol se han convertido en todo un símbolo de personalidad y están muy influenciadas por la moda, sin embargo, hay que ser muy conscientes de su importancia para la protección de nuestros ojos contra los rayos solares más perjudiciales.

Aún así, en un principio, las gafas de sol no fueron diseñadas con ese fin sino que su origen se remonta a la China del Siglo XII donde fueron usadas por los jueces en para que no se ocultar sus reacciones durante el juicio. El material usado por aquel entonces era cuarzo ahumado.

Para asociar las gafas con ciertos problemas de visión hay que esperar hasta el siglo XVIII pero no es hasta el siglo XX cuando verdaderamente se popularizaron. Concretamente, en los 70’, después de una campaña en la que rostros populares usaban las gafas, adquirieron gran fama entre el público general. Posteriormente personajes populares del cine y de la música han ayudado a su popularidad e influyendo de manera decisiva en que algunos modelos se hayan convertido con el paso de los años en todo un icono de la moda.

Para ver el primer modelo de gafas de sol con montura de plástico tenemos que acudir a la mítica firma Ray Ban allá por los años 50’.  El modelo al que se refiere es al modelo original Wayfarer, el que todavía la marca sigue reinterpretando con gran aceptación y que se puede encontrar en tiendas como las de Roberto Martin.

El 1936 nace aparecieron las primeras gafas de sol polarizadas, las cuáles son ideales para conducir o en la práctica de deportes de nieve o acuáticos ya que reducen los reflejos en situaciones en las que es especialmente importante.

 sunglasses

Cómo funciona un cartucho de impresora

 

Los consumibles de impresión son un aspecto muy importante a la hora de comprar la impresora. A pesar de que todo el mundo se fija en el precio y la duración, no todo el mundo saber cómo funcionan.

La impresoras de inyección de tinta expulsan gotas de diferentes tamaños a través de las boquillas del cabezal basándose en varios métodos: uno de ellos que consiste en la creación de burbujas de tinta por temperatura, que son las encargadas de empujar a la tinta a través de un pequeño agujero. El otro, utiliza la vibración para plasmar la tinta en el papel.

Aunque esta tecnología es mucho más compleja, para explicar el funcionamiento hay que tener en cuenta que cada uno de los cabezales cuenta con un número muy alto de inyectores por los que saldrá la tinta de cada color.

La tinta, como se ha comentado anteriormente, es depositada por cada uno de los inyectores. Previamente, ha sido calentada por el circuito electrónico que controla cada inyector. Concretamente, el circuito integrado a una parte de metal es el que lleva una pequeña corriente a los inyectores.

Hay que tener en cuenta que el tamaño de un gota de tinta no se percibe a simple vista y son necesarias millones para la terminación de un documento. Las pequeños gotas son colocadas de forma precisa para conseguir un resultado de impresión óptimo.

El problema que puede surgir es que pequeñas impurezas de tinta reseca se depositen en los bordes de cada orificio, obstruyendo la salida de la tinta. Es por eso, que las impresoras cuenta con un programa de limpieza de cabezales para evitar este tipo de situaciones.

2